¿Qué es la sangre del cordón?

 

Tras el nacimiento de un bebé, su cordón umbilical es cortado y algo de sangre permanece en los vasos sanguíneos de la placenta y de la porción del cordón umbilical que sigue aneja a ella. Tras el nacimiento, el bebé ya no necesita esta sangre extra. Esta sangre recibe el nombre de sangre placental o sangre del cordón umbilical: "sangre del cordón".
La sangre del cordón contiene todos los elementos normales de la sangre: glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas y plasma. PEro también es rica en células madre hematopoyéticas (formadoras de sangre), similares a aquellas que encontramos en la médula ósea. Es por esto que la sangre del cordón puede ser usada para los trasplantes como alternativa al cordón umbilical.
La sangre del cordón se está usando cada vez más de forma experimental como fuente de células madre, como alternativa a la médula ósea. La mayoría de trasplantes con sangre del cordón umbilical han sido realizados en pacientes con enfermedades del sistema inmunitario o de la sangre. Los trasplantes de sangre del cordón también se han llevado a cabo en pacientes con enfermedades genéticas o metabólicas. Más de 80 enfermedades diferentes han sido tratadas hasta la fecha con trasplantes de sangre del cordón.